Cultura Organizacional: cuando lo intangible impacta de forma directa en tu negocio

Por Paula Espasande

Cuando la Cultura funciona bien, es una fuerza propulsora que nos agiliza para conseguir resultados, aún cuando no lo puedas ver. Pero cuando funciona mal puede convertirse en una gran traba para la productividad y el desarrollo de tu negocio.

Hoy las industrias más tecnológicas o jóvenes se identifican con culturas “distintas”, pero los rasgos culturales tienen mucho que ver con los signos de cada caso en particular y no con la cantidad de livings o hamacas que tenga la oficina.

La cultura está definida y atravesada por cómo fue fundada esa empresa, cómo vive su propósito en la diaria, cómo se toman las decisiones y respetan acuerdos, cómo se posiciona hacia afuera y hacia adentro. La cultura moldea el hacer de tu organización, es un gran viabilizador. Por eso no existen culturas buenas o malas, sino unas más efectivas que otras.

A la hora de medir si una cultura es efectiva o no, deberíamos tener en cuenta si es que acerca y ayuda a tu organización a estar en el lugar en el que se proyecta como negocio.

Mucho de lo que puede afectar a esa efectividad está arraigado y enquistado en los sistemas que se forman a partir de decisiones que rigen el negocio y que no siempre son conscientes: cómo se recortan los datos del mercado y se hace sentido de eso, cómo se promueve a la gente, qué se mira en ellos, qué se premia y qué se castiga. Esto es lo que hace difícil el trabajar la cultura, porque esas creencias y valores que moldean la experiencia se demuestran en hábitos y conforman un tejido invisible que al final del día, funciona como matriz para tomar decisiones que impactan en tu negocio.

Para poner un ejemplo, podemos empapelar nuestra empresa promocionando una nueva forma de liderazgo más participativa y servicial. Pero si las personas a cargo hoy se sienten amenazadas y siguen promoviendo a quienes les dicen que sí sin desafiarlos o a perfiles verticalistas que toman decisiones solos, la transformación cultural deseada no tendrá lugar. Lo mismo sucederá si los beneficios siguen siendo individuales y se los llevan quienes cumplen con lo justo sin proveer miradas que vayan más allá de la diaria. Los verdaderos cambios aquí requieren de un trabajo de trasfondo para modificar la experiencia cotidiana, generando nuevos hábitos y sistemas que faciliten ir más allá de lo individual.

En Veril Consultores trabajamos gestionando el cambio en distintas organizaciones. Nuestras intervenciones relacionadas a transformaciones culturales tienen lugar cuando alguien se da cuenta de que, a pesar de los esfuerzos, el plan de negocios y las herramientas concretas para avanzar, algo simplemente no está saliendo de la forma esperada. El primer paso, entonces, tiene que ver con tomar consciencia: mirarnos al espejo y poder reconocer qué aspectos son los que desaceleran nuestros logros. Luego entender y clarificar qué tipo de empresa se desea ser, cuáles son los objetivos y el propósito que la guía como negocio y, como consecuencia, cuál es la cultura más efectiva en ese sentido.

Nuestro equipo además de ayudar a las organizaciones a entender qué modelo cultural se ajusta mejor al tipo de negocio deseado y cuáles son los posibles caminos a tomar, le propone a cada organización un esquema que tiene en cuenta su capacidad instalada, sus fortalezas.

Los años de experiencia en gestión de este tipo de proyectos nos enseñó que el programa de transformación requiere que cada organización se implique en el proceso y construya, entendiendo primero dónde se encuentra e identificando hacia dónde quiere ir. A partir de este análisis, que incluye la consideración de las interacciones humanas y culturales de cada entorno, se desarrollan una serie de alternativas con pasos y tiempos pautados.

De esta forma convertimos lo que suele parecer etéreo en algo concreto. La meta aquí será delinear el camino propio, posible y necesario de transformación para cada organización. ¿Cómo? Vinculando un cambio en el mindset de las personas con la mirada del negocio que se desea sostener, logrando una relación efectiva.

En ese sentido es que planteamos escenarios, realizamos sugerencias y cada empresa decide qué plan de acción prefiere implementar. Esto incluirá ejes a trabajar, acciones concretas para llevar a cabo, nuevos dispositivos por crear y sistemas que deberán ser mejorados o directamente transformados. Aquí se detallará también cuáles podrían ser los comportamientos que es recomendable desarrollar, promover y festejar en pos de la transformación buscada.

Lo mejor de este tipo de proceso, creemos, es su sustentabilidad. Destrabar barreras invisibles que impiden la transformación produce una mayor coherencia, algo que conecta con el propósito genera satisfacción en las personas. La cultura tiene que ver con hacer lo que decimos. Por eso a mayor alineación y congruencia, mayor efectividad y mejores resultados.

No hay transformación sin compromiso.

Desde Veril Consultores acompañamos el despliegue y brindamos una asistencia estratégica que tiene como fruto el diseño de un plan táctico, pero la transformación cultural se divide en varios momentos y requiere de una multiplicidad de procesos. Para ser efectivo, nuestro equipo debe trabajar junto a líderes de organizaciones dispuestos a involucrarse y dar su visión. Desde ellos y las personas seleccionadas como claves para el cambio nacerá la implementación de propuestas transversales a toda la compañía; ellos demostrarán cómo se hace y lo viralizarán porque para que exista cultura, un hábito debe ser compartido por todas las personas que la integran.

Parte de este proceso requerirá, trabajar con colaboradores de diferentes sectores para que el trabajo sea representativo. También existirá la posibilidad de detectar una falta de capacidades, aunque lo importante no será aquí formarse sino principalmente hacer, porque la cultura es eso, un modo de ser que se demuestra en el hacer. Y lo que buscan las transformaciones culturales es generar espacios para hacer las cosas de forma diferente.

¿En tu equipo se preguntan cómo hacer cosas de forma distinta para potenciar su impacto? ¿Crees que la cultura de tu empresa ayuda a conseguir los objetivos que se plantean?

Somos una Consultora especialista en transformación para empresas con enfoque empático de Latinoamérica.

Somos una Consultora especialista en transformación para empresas con enfoque empático de Latinoamérica.